Las Instrucciones para cepillarse los dientes, de Agus Salomone. Boceto 1

Para lavarse de manera correcta los dientes principalmente debe tener frente a usted un lavamanos, antes de agarrar los elementos necesarios para concretar la acción debe saber que usted estara a punto de lavar treinta y dos dientes que posee dentro de su boca, mientras usted es niño se va a encontrar con veinte dientes de leche que poco a poco van a ir cayendo hasta salir los definitivos. Luego de encontrarse frente al lavamanos con todos sus dientes va a proceder a agarrar un cepillo y la pasta dental, puede elegirla del gusto que quiera y va a poner a penas un poco en su cepillo.
Para lavarse tiene que introducir este ultimo en la boca como si fuese un chupetín, de modo que la cabeza del cepillo quede adentro y la mayor parte del mango hacia fuera siendo sujetada por su mano.
A medida que el lavado comienza va a encontrarse haciendo muecas raras para darle amplitud a la boca y permitir el recorrido del cepillo por todo el interior, por supuesto no va a olvidar al organo que se encuntra encerrado por los dientes: la lengua.
Si realizar estas muecas llega a producirle vergüenza y hacerlo sentir ridículo y no puede continuar, cierre los ojos y piense que no es solo usted quien realiza más o menos tres veces por día este tipo de ejercicio, eso puede hacerlo sentir acompañado. Luego del cepillado debe enjuagar la espuma producida por la pasta dental, como quien escupe un poco de sopa bien caliente luego de haberse quemado la lengua y no soportarla dentro de su boca, y hacer aproximadamente tres buches con agua para enjuagar la pasta restante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *