Las Instrucciones para imitar a su artista (o persona pública) preferido/a, de Estefanía Zerbino 1º Boceto de texto

Usted deberá elegir el artista a imitar. Es indiferente su sexo y edad.

Es importarte alimentarse de registros audiovisuales para una mayor y repetitiva observación.

En principio Usted deberá observar los movimiento corporales gruesos (el pararse, el caminar, el mover las manos) y luego minuciosamente los finos (el sonreír, el respirar, el reír, el llorar, el mirar).

Una vez ordenados los movimientos de mayor a menor (llámese de gruesos a finos) .
Usted deberá repetirlos hasta perder su forma encontrándose alejado a Usted. Llamado periodo del ridículo.

El hablar es uno de los factores a imitar más complejos hasta el momento, si se trata de un artista extranjero Usted deberá conocer su lengua y en lo posible dominarla.

Aconsejamos escuchar repetidas veces a su artista hablar o cantar hasta aislar cada palabra de su significado, comenzando a escuchar su propia musicalidad. Luego cante lo que escuche. Memorice su discurso y comience a aplicar en el canto esas palabras.

El maquillaje y vestuario hará que el espectador complete el todo.

Una vez descifrados los movimientos característicos, únicos de dicho artista, comenzaremos a destacarlos logrando una exagerarlos del mismo. (Los grados de exageración los llamaremos: 0 – 5 -10).

Usted repetirá los movimientos en grado 0, luego en grado 5 y luego en grado 10. Hasta conseguir lo que desea, dependiendo del género de la imitación a la que Usted desea llegar.

Si es para su vida diaria, aconsejamos grado 0. Si es para una presentación publica, llámese espectáculo de comedia aconsejamos grado 10.

En cuanto confunda su persona con su artista preferido. Aconsejamos mantenerse alejado del proceso de observación. Recuerde que Usted no es él/ella. Simplemente un imitador.

Brevemente desarrollaremos características de artistas:

Marilyn Monroe: Boca abierta, como luego de una carcajada, en los ojos expresión de inmensa felicidad, voltear el cuello hacia diagonal atrás no más de 45 grados. Hombros levantados hacia el mentón. Las manos podrán ser ubicadas en la cintura o en cualquier parte de su propio cuerpo, siempre de manera prolija y sensual.

Adolf Hiltler: Rostro de expresión rígida, como gravemente enojado, cuerpo erguido, manos ocultas detrás del cuerpo.

Madre Teresa de Calcula: Mirada y sonrisa en expresión de sonrisa inocente. Como perro pequeño queriendo entrar a su hogar en una noche fria. Espalda curvada, y hombros encogidos. Manos sin tensar, uniendo palma con palma lo más cercano a la cara posible.

Greta Garbo: Rostro serio, mirada punzòn, como indagando, siempre queriendo saber sobre algo más. Manos relajadas y dedicadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *